Index . . Historia 1 . 2 . . prelimin 3 . . infocadia . 4 . . resumen 5 . 6 . . especif 7 . . hidrourbana 8 . . Froude 9 . . modematema 10 . 11 . . acreencias 12 . . AVLP 13 . . La Nación 14 . . cautelar 15 . .

Informes de la consultora ambiental

CADIA al EIA del Maldonado

A f 297 Un 11/2/09 Andrés Loza, Subdirector Gral de Relaciones con el Banco Mundial acredita el vencimiento del certificado de Aptitud Ambiental N° 2405, Res 29-A.A

Del EIA a 1999

El Plan de Ordenamiento Hidráulico no asume instalarse en criterios de hidrología urbana y sigue creyendo que todavía es aceptable mirar con las anteojeras de la hidrología rural. Esquivando el diagnóstico preciso, en lugar de ir al médico vamos al veterinario imaginando que alcanzamos economía para en lugar de tener el agua a la altura de las orejas intentar bajarla al nivel del cuello. Recordar los niveles de la historia del Matadero en Matanzas.

A f 9 antepone los criterios hidráulicos a los urbanísticos, ambientales y uso del suelo, asegurando perseguir la confiabilidad de la operación y de su mantenimiento.

Sin embargo, todo el énfasis se pone en las gestiones de la obranza y nada se gastan en observaciones críticas a las modelaciones matemáticas, a las modelizaciones, a las bases de datos y  a las variables que intervienen en las modelaciones.

A f 10 dicen realizar las evaluaciones atendiendo al funcionamiento integral de la cuenca. Sin embargo, 10 años después no aceptaron me anotara como expositor en esta Audiencia Pública del 30/4/09 por tener domicilio en la provincia que comparte esta misma cuenca

Del EIA ya en el 2008

A fs 12 y 13 hablan de un Programa de Gestión de Riesgo Hídrico  de CABA, red de alerta con base en una red hidrométrica y meteorológica, mapas de riesgo y vulnerabilidad que adecuen los códigos de urbanismo y edificación.

Al que suman el Plan de Saneamiento Integral de AySA que ahora aparece denunciada como la principal fuente responsable de polución en el Riachuelo. Todo verso.

A f 16 la coyuntura política que aparecería apuntada en las Res 732 SHYF-SIYPOS; Res 170 MHGC-MPYOPGC y Res 2640 MMAGC-MHGC /06.

A fs 18 y 19 apuntan longitudes del T1 en 4579 m entre Niceto Vega y Punta Carrasco y  del T2 en 9864 m antre las calles Cuenca y Galicia y Punta Carrasco. Las pendientes mínimas del orden de 0.04 para el T1 y de 0.03 para el T2.

La cota en la calle Niceto Vega coincide con la de crecida máxima por ellos estimada en 3.60 m. Siendo que en verdad la máxima histórica es de 5,24 m.

La cantidad de dovelas a colocar asegurando su ilusoria estanqueidad: 84.200.

A f 2 localizan las cámaras de ventilación en Av Bullrich entre Cerviño y Santa Fé para el T1 y entre Godoy Cruz y Charcas para el T2. Allí los vecinos recibirán garantizado el perfume infernal de los líquidos estacionados.

Código Civil, Art.2625.- Aun separados de las paredes medianeras o divisorias, nadie puede tener en su casa depósitos de aguas estancadas, que puedan ocasionar exhalaciones infestantes, o infiltraciones nocivas, ni hacer trabajos que transmitan a las casas vecinas gases fétidos, o perniciosos, que no resulten de las necesidades o usos ordinarios; ni fraguas, ni máquinas que lancen humo excesivo a las propiedades vecinas.

A f 22 notifican de la necesidad de realizar 22 cámaras de descarga a 31 m de profundidad bien metidas en el Puelche. Todas ellas con garantías parlantes de estanqueidad que ignoran el desastre del acueducto de Bernal a Villa Adelina con muchos mayores compromisos sanitarios y mucho menor diámetro con fisuras acreditadas en la justicia y en sus fallos.

A f 26 reconocen la delicada estructura del río subterráneo de 4,60 m de diámetro que deberán cruzar con riesgos de alterar las resistencias que hoy le regalan los subsuelos. Para ello prometen una inyección de cemento en el área (jet-grouting).

A f 38 dan noticias de las normas sobre aguas, pero no acercan noticias de la Ley 5965 de protección a las fuentes de provisión y a los cursos y cuerpos receptores de agua y a la atmósfera del 30/10/1958 y BO 2/12/58.

A f 42 y 43 apuntan a la Agencia de Protección Ambiental y entre sus responsabilidades: “desarrollar y revisar sistemas de mediciones e indicadores de desarrollo sostenible”. ¿Habrán realizado algo en el último año?

A f 45 apunta  a la ley 2930 sobre Plan Urbano Ambiental. El PUA pone especial énfasis en la problemática de la recurrencia de las inundaciones, pero no atisba a mencionar cuál fuera la recurrencia mínima sobre la que cabe diagnosticar. Ver art 5°, inc d.

A f 46 esta ley en su diagnóstico reconoce que las inundaciones se producen por la ocupación de los paleocauces y rellenos en áreas bajas que así imaginan “sanear”. Sin embargo, nadie mira resolver estos problemas con mayores respetos al ordenamiento territorial.

Ver vaivenes urbanísticos y concluyentes obras del río Cheong Gye Cheon, en Seoul por http://www.alestuariodelplata.com.ar/esbozos.html

A f 47 cita leyes y resoluciones de evaluación de EIA.

A f 48 en ningún lado pone énfasis en la calidad de criterios que sigue la modelación hidráulica, ni en la modelización que concurra a nutrir y ajustar las variables del modelo matemático, ni en los bancos de datos, ni en los testimonios vecinales, ni en las faltas centenarias de respeto a las normas de ordenamiento territorial y uso del suelo que ya traía Pedro de Mendoza dispuestas por órdenes de la Corona hace casi 5 siglos, ni en los criterios mínimos de sinceridad mínima de respeto a los flujos costaneros que vienen siendo liquidados por los rellenos de áridos en las riberas que controla una famélica Dirección Gral. de Gestión de la Ribera atendiendo los equilibrios entre todo tipo de actores, menos el del único que sólo tiene derechos y ninguna obligación: el Sr. Ambiente.

Estos deberían ser los datos a incorporar al estudio técnico del EIA de acuerdo al art 19 de la ley 123 modificada por ley 452.

A f 50 refiere de la ley 1356 de preservación del aire. El decreto reglamentario prevé en sus arts 15 y 16 el procedimiento y requisitos para el establecimiento de fuentes fijas nuevas: “tanques enterrados” o sus similares “túneles de 15 Kms de longitud y 7 m de diámetro ” conteniendo chocolates estancados y asegurando por siglos emanaciones inefables que serán apreciadas con distintos humores por insectos, roedores y mortales.

A f 51 refieren de los presupuestos mínimos establecidos por ley 25688 sobre Régimen Ambiental de Aguas que en sus 10 parágrafos del art 5° tiene para volver loco a cualquiera de estos soñadores de manejo de aguas.

A f 52  mencionan a la Res 634/98  del SRN y DS (BO 28960 del 18/8/98 sobre objetivos de calidad ambiental para la franja costera; apuntando a la ley 24051 y a su decreto reglamentario 831/93.

A f 53 acercan valores guía para los vuelcos en cursos y cuerpos de agua por decreto 674/89 (BO 26648 del 6/6/08) y decreto 776 /92 (BO 27389 del 15/5/92).

A f 54 Ord 46956/93 (BM 19621 del 20/9/93) y Res 97/01 del MDS y MA (BO 29784 del 28/11/01) sobre barros.

A f 31 de la documentación técnica de Ghella señalan haber realizado 30 sondeos para el T1 y 70 para el T2, concluyendo que el elevado grado de incertidumbre determinado por la ausencia de documentación específica con contenido geofísico impide por ahora definir los parámetros geotécnicos.

A f 33 describen los aspectos críticos geológicos-geotécnicos. Reconocen que interceptarán con frecuencia el horizonte arcilloso impermeable en el techo del Puelche. ¿Cómo evitarán contaminar a este con las aguas del Pampeano? ¿Cómo evitarán violar este santuario hidrogeológico millonario en años? ¿De qué sirve la promesa de estanqueidad de 100 años?¿no es ridícula, amén de criminal?

Reconocen agresividad de las aguas del Maldonado respecto del acero y del hormigón.

Reconocen posibilidad de interceptar bolsas de depósitos de mala calidad en el avance, al igual que porciones cementadas (que pudieran estar fundando los soportes de grandes edificaciones).

En el estudio hidrogeológico del área donde cavarán la gran obranza de entrada-salida del sistema no reconocen la existencia del Querandinense que pudiera haber sido lavado por los flujos del antiguo corredor de flujos costaneros que por alli hace cien años circulaba.

Tampoco la reconocen más allá en el largo trayecto que les espera en la terraza aluvial. ¿Con qué seriedad se comen crudo este dato?

Por eso reconocen en las 2 perforaciones efectuadas, aguas salobres contaminadas, según ellos, conectadas al Puelche.

Pero cuando descubren aguas inmaculadas en la vieja perforación de las vecinas canchas de tenis no relacionan esta supuesta comunicación de las aguas superiores del Postpampeano y Pampeano con el Puelche.

No sólo no la relacionan, sino que la dejan en el limbo como si no tuviera la máxima importancia de que allí hay un acuífero en tan buen estado como dicen las aguas por ellos extraídas y analizadas.

Recordemos que el escalón estratigráfico está corrido hacia las alejadas barrancas.

Ya en la zona cercana a la terraza alta, como ellos mismos anticipan, y en la zona por debajo de la cota de los +5 m IGM, perforarán numerosas veces con todo tipo de obranzas (túneles y descargas) al bien confinado salobre  querandinense (acuicludo) contaminándolo no sólo con sus sales, sino con la contaminación que ya carga el Pampeano,  en estos lares, sobrado de pestes.

El Puelche quedará agujereado por la más conciente criminalidad. Que no sólo refiere de las inevitables circunstancias de las obranzas, sino de las inefables promesas de estanqueidad de las 84.200 dovelas, cuyos 100 años no son para el santuario del Puelche ni siquiera un suspiro.

Confundir 100 años en la Vida del hombre con 100 años en la Vida de un santuario hidrogeológico es ser un torpe o un ...

Preguntar a AySA cúantas grietas de todos los tamaños carga el mucho más obligado en recaudos de estanqueidad, acueducto de agua potable de Bernal a Villa Adelina; y cuáles han sido los recientes fallos judiciales que le pesan, a pesar de que ya nadie arreglará sus incontables y bien veladas grietas.

En ese mismo f 33, en el punto 3.3.1 señalan que la excavación se realizará prevalentemente en condiciones de inestabilidad intrínseca del frente y de la propia excavación. Y que el valor de la presión con que trabaja la tunelera está unido a los vínculos en superficie y a salvaguardar las estructuras existentes.

El que imaginaba que los riesgos de estas obranzas quedaban resueltos por la profundidad de la obranza, ya tiene este otro panorama asegurado por la propia Ghella.

La única inyección de cemento (jet-grouting) prevista por el momento es la del cruce con el río subterráneo.

A f 34 acercan este gráfico del anillo de revestimiento

A f 35 señalan que la documentación de licitación con el contratista no implementa detalles del revestimiento en anillos. Reconocen aspectos críticos de mantenimiento y de erosión en el hormigón.

MECANISMOS DE ENVEJECIMIENTO

Tradicionalmente se ha venido asociando el concepto de envejecimiento a los seres vivos y, quizá por extrapolación a las máquinas, y más concretamente a sus partes móviles. Hasta hace muy pocos años, la piedra, tanto la natural, como la artificial por extensión, se consideraban perennes, inmutables, carentes de evolución, de envejecimiento. Desgraciadamente no es así y elementos tan aparentemente inertes y estables como una perforación en el terreno, o sea un dren, o el cemento de inyección de una pantalla de impermeabilización, se ven sometidos a procesos de degradación, en algunos casos a velocidades superiores a los de los seres vivos.

A f 36 reconocen incongruencias entre la ovalización máxima y las tolerancias restrictivas apuntadas a las juntas longitudinales. Señalan la necesidad de que Ghella especifique una buena cantidad de parámetros no detallados en la documentación licitatoria. Hacen observaciones al jet-grouting (cementación) en el cruce con el río subterráneo.

A f 37 prevé Ghella realizar una importante contracementación debajo de los altos edificios entre Godoy Cruz, Libertador y Demaría. Apuntan riesgos en obras complementarias.

A f 38 monitoreo de parámetros clave en la deformación de estructuras subterráneas en construcción y en existentes.

A f 43 apuntan a la necesidad de lecturas con instrumentos de precisión extrema <0,1 mm; precisiones difíciles de alcanzar en la práctica.

A f 61 se cree que el nivel de detalle suministrado no es suficiente para evaluar los aspectos técnicos y tiempos de ejecución.

A f 70 listado de “Hazards”

A f 80 y 93  gráfico del pozo de ingreso.

A f 88 calidad de agua indicando elevada concentración de bacterias y coliformes.

A f 91 señalan que las muestras fueron tomadas del Puelche y sin embargo contienen cantidades de contaminantes que las alejan de toda potabilidad.

No mencionan las del cercano pozo de las canchas de tenis en perfectas condiciones, por lo cual ni ellos saben de qué tratan esas dos perforaciones en el área del pozo; ni cómo fueron realizadas y controladas esas perforaciones y sus encamisados posteriormente gravados.

A f 92 señalan alta contaminación con bacterias coliformes y alta concentración de sulfatos y cloruros propios del Querandinense, del que tampoco hablan.

A f 100 acercan noticias de las notables diferencias de calidad de agua entre las 3 perforaciones: las dos de ellos y la de las canchas de tenis.

 

Estudio para una evaluación ambiental del pozo único en lugar del pozo trifolio del proyecto original que conforma el pozo de acceso y posterior obra de descarga de los túneles aliviadores del arroyo Maldonado.

A f 14 señalan las obranzas de riesgo en el Puelche.

A f 18 profundización hasta perforar de 4 a 6 m la arcilla azul que confina al Hipopuelche o salobre Paranaense (acuicludo) para así contaminar con sales al Pulelche, amén de todas las pestes que ya le cargan del Querandinense y los lixiviados que cargan las orillas bien acreditadas por ellos mismos en pestes.

Esta obra del pozo se lleva adelante sin el más mínimo recaudo de cumplimiento de la evaluación del EIA acompañado por la oposiciones de esta audiencia. Que por ello no entendemos con qué criterios de respeto a las normas legales actuan.

Ea de recordar que no sólo Ghella es responsable por avanzar sin las autorizaciones ambientales correspondientes, sino el propio Jefe de la CABA que ha visitado la obra del pozo a la vista de la prensa que ha publicado la noticia del agujero violatorio de toda prevención y precaución con Macri a su lado; sabiendo que el certificado para esta obra aún se está gestionando por los motivos que ellos mismos acreditan en mucho mayor profundidad, llegando a perforar más de 5 m las arcillas azules.

A fs 21 y 22 gráfico del pozo.

A f 25 el cilindro dice garantizar la impermeabilidad, pero contamina al Puelche al clavarse en la arcilla azul que confina al salobre Paranaense.

A f 30 dicen que no se agregarían impactos adicionales a los ya evaluados, y por lo tanto desprenden que el CAA otorgado en Abril del 2005 seguiría siendo válido. Patraña bastarda para eludir consideración de la monumental agresión hidrogeológica que ya provocan antes de empezar con los túneles que serán la aberración hidrogeológica más criminal que alguien haya podido imaginar.

Señalan que en los estudios de línea de base ejecutados dentro del PGA en vigencia, el Puelche presenta indicios de salinización y contaminación por bacterias; por lo cual consideran que en la actualidad, debido a los efectos de la sobre explotación del Puelche y a los "fenómenos naturales", este acuífero, en la zona del emplazamiento del pozo, interactúa con las aguas del Río de la Plata y puede comportarse como un acuífero libre.

MIENTEN. Ningún Puelche recibió semejantes bastardeos de "fenómenos naturales" sino de la mano del hombre.

El agua de las cercanas canchas de tenis es excelente y ellos lo saben.

Con sus mentiras preparan el terreno de la agresión que ya están llevando a cabo y urge detenerlos por vía judicial.

A f 37 dicen que donde figura la inscripción arroyo Manso, allí esta la descarga pluviocloacal del Ugarteche que desde luego por deriva litoral se infiltra en esta nueva obranza.

Según López et al. los rellenos generan un pasivo ambiental en las descargas de los arroyos y conductos pluviales que a su vez ven obstruídas sus salidas por colmatación de sedimentos del rio. MENTIRA A EXPLICAR.

La colmatación sedimentaria en las salidas es debida a que no sólo han matado los antiguos corredores naturales de flujos costaneros urbanos que mantenían a raya las áreas de la deriva litoral, sino que al ignorar la mecánica de fluidos toda mirada a termodinámica, aún no han dado en la tecla para armonizar las salidas tributarias artificiales y naturales siempre bastardeadas, con la dirección natural obligada que determina la deriva litoral;

y por ello, todos los embancamientos cuyos problemas aún no han llegado siquiera a diagnosticar, no cesan de multiplicarse.

Los de esta salidas de aguas estancadas y congeladas producirá una precipitación sedimentaria incomparable frente a todo lo conocido. Por ello no dudo en calificar a esta propuesta como la más criminal y a la que nadie parece en la extrema gravedad de estos indudables embancamientos considerar. Ver acreencias costaneras agravando estos embancamientos.

Esta ignorancia es la que ha campeado hasta hoy en la Dirección General de Gestión de la Ribera de la CABA y por considerar la calidad humana de su Director considero tan valiosa su inocencia, como de lamentar su ignorancia.

Ignorancia que cargan todos sus pares. Sin excluir a nadie, ni modeladores matemáticos, ni investigadores en modelos hidráulicos, ni físicos en dinámica costera, ni sedimentólogos.

Aysa en este mismo folio también deja constancia de los riesgos para las tomas de agua. Constancia ya he subido a la web mostrando la certeza de esas contaminaciones que AySA considera “imaginables riesgos”. Ver imagen

mostrando las plumas de hidrocarburos que partieron de los vertederos del Dock Sud directos al estuario, metiéndose en las tomas de agua a potabilizar en Palermo después de haber viajado 14,6 Km en sentido contrario a los flujos en descenso por vía deriva litoral cargando hipersincronicidad mareal.

A f 39 gráficos.

A f 46 MACANEAN cuando dicen que las sales en el Puelche son producto de procesos hidroquímicos naturales. Ello es debido a las agresiones al Querandinense que ahora agravarán perforando las arcillas azules confinantes del otro acuicludo, el Paranaense.

El concepto que a párrafo 3° ellos dicen “claro”, es el más oscuro de todos los conceptos leídos hasta aquí. Ellos valoran el aislamiento del pozo, pero no el del Puelche con respecto al Querandinense y a las arcillas azules del Paranaense; los dos acluicludos cuyos bastardeos cargan a cuenta de “procesos hidroquímicos naturales”.

MENTIRAS QUE REMATAN SU DESFACHATEZ

A f 52 señalan que los paneles mampara tienen el fondo clavado a 50 mts. Luego en el folio 13 del informe hidrogeológico reconocen que bajan a 54 m perforando unos aprox 6 m la arcilla azul que confina al Paranaense. Esta diferencia es esencial entre las dos obranzas y por ello es imposible acreditar que nada ha cambiado en el peor sentido.

A f 54 en el último párrafo dicen no encontrar ni interceptar suelos contaminados, pero a más de mentir se ahorran decir que son ellos los que contaminan el Puelche con las aguas salobres del Querandinense y del Paranaense. Ver Artículo 106 de la ley prov. 12257/98, que aunque con timidez ya refiere de la Protección de las aguas subterráneas frente a intrusiones de aguas salinas.

Ver presupuestos mínimos ley 25688 en sus arts 5°, 6°, 7° y 8°

ARTICULO 5° — Se entiende por utilización de las aguas a los efectos de esta ley:

a) La toma y desviación de aguas superficiales;

b) El estancamiento, modificación en el flujo o la profundización de las aguas superficiales;

c) La toma de sustancias sólidas o en disolución de aguas superficiales, siempre que tal acción afecte el estado o calidad de las aguas o su escurrimiento;

d) La colocación, introducción o vertido de sustancias en aguas superficiales, siempre que tal acción afecte el estado o calidad de las aguas o su escurrimiento;

e) La colocación e introducción de sustancias en aguas costeras, siempre que tales sustancias sean colocadas o introducidas desde tierra firme, o hayan sido transportadas a aguas costeras para ser depositadas en ellas, o instalaciones que en las aguas costeras hayan sido erigidas o amarradas en forma permanente;

f) La colocación e introducción de sustancias en aguas subterráneas;

g) La toma de aguas subterráneas, su elevación y conducción sobre tierra, así como su desviación;

h) El estancamiento, la profundización y la desviación de aguas subterráneas, mediante instalaciones destinadas a tales acciones o que se presten para ellas;

i) Las acciones aptas para provocar permanentemente o en una medida significativa, alteraciones de las propiedades físicas, químicas o biológicas del agua;

ARTICULO 6° — Para utilizar las aguas objeto de esta ley, se deberá contar con el permiso de la autoridad competente. En el caso de las cuencas interjurisdiccionales, cuando el impacto ambiental sobre alguna de las otras jurisdicciones sea significativo, será vinculante la aprobación de dicha utilización por el Comité de Cuenca correspondiente, el que estará facultado para este acto por las distintas jurisdicciones que lo componen.

ARTICULO 7° La autoridad nacional de aplicación deberá:

a) Determinar los límites máximos de contaminación aceptables para las aguas de acuerdo a los distintos usos;

b) Definir las directrices para la recarga y protección de los acuíferos;

c) Fijar los parámetros y estándares ambientales de calidad de las aguas;

d) Elaborar y actualizar el Plan Nacional para la preservación, aprovechamiento y uso racional de las aguas, que deberá, como sus actualizaciones ser aprobado por ley del Congreso de la Nación.

Dicho plan contendrá como mínimo las medidas necesarias para la coordinación de las acciones de las diferentes cuencas hídricas.

ARTICULO 8°La autoridad nacional podrá, a pedido de la autoridad jurisdiccional competente, declarar zona crítica de protección especial a determinadas cuencas, acuíferas, áreas o masas de agua por sus características naturales o de interés ambiental.

A f 57 par 2° reconocen por primera y única vez en todos estos años que la cota de la sudestada máxima está en los 5 m y no en los 3,60 que acreditan en otros informes. A par 4° cabe señalarles que la cota de 4,40 m ya ha sido supereada con largueza. A par 5° ellos mismos reconocen que estas cotas extremas alcanzarían título de CATASTROFE TOTAL a todo el territorio.

A f 58 ninguno de los piezómetros acredita considerar las temperaturas y correspondientes viscosidades como fundamentales para considerar la marcha de los flujos. Su estrecha mirada a mecánica de fluidos les limita abrir mirada a termodinámica. Sus modelizaciones y modelaciones nunca incluyen consideraciones térmicas e hidroquímicas.

A f 1 del Estudio Hidrogeológico señalan que toda el área tiene una cota de 2,5 a 3 m s/nm. Más adelante señalan que esa cota se debe a 4 m aprox de rellenos. Toda esta área era del corredor natural de flujos costaneros que invadieron.

Los gráficos que siguen están invertidos en el expediente. El Norte está al Sur


A f 3, par 2° señalan al Pampeano totalmente erosionado en la costa del río. El techo del Puelche lo ubican a -15 m al SO de la CABA y a -25 m en las riberas de estuario con una inclinación de 1,2 m/Km. La base del Puelche también aparece inclinado 1,5 m/Km hacia el NE. El espesor del Puelche varía entre los 25 y 30 m. En la zona de estudio dice tener 25 m. Sumados a los -25 m del techo estaríamos ya metidos en los -50 m sobre las arcillas azules que confinan al Paranaense.

A f 4 dicen haber encontrado en el pozo N° 3 del Riachuelo el techo del Paranaense a 52 m. No acercaron datos sobre el espesor de la arcilla azul, ni sobre su posicionamiento en la zona que más adelante alcanzan a manifestar. Reconocen la base cristalina a -291 m en el zoológico.

A f 5 señalan al Puelche con salinidad -1gr/l en la terraza alta. En la terraza baja lo apuntan hasta con 24 gr/l, ahorrándose decir que ese Puelche ha sido contaminado por el hombre con sus obranzas; dominando en esas contaminaciones el clorurado sódico con frecuencia sulfatado. Características propias del Querandinense al que han despanzurrado mil veces cavando por debajo de la cota de los +5 m IGM. y arrancándole sus arcillas confinantes.

Dicen reconocer un escalón entre ambas terrazas y apuntan al Pampeano en la alta y al Postpampeano en la baja.

Si como ellos dicen que en la cuenca del Plata el escurrimiento superficial apunta al NE y en el Salado al SO, deberán cuidar al extremo el área encerrada entre el Emilio Mitre, la CABA y el Delta del Paraná, porque allí florecerá sin la menor duda el cadaver del lodazal más envenenado del planeta, al que tendrán que velar por algo más de 200 años.

Por cierto, todas estas obranzas no tendrán donde escurrir y seguirán probando su inutilidad

Por tanto, allí en sus riberas los flujos costaneros son al máximo de cuidar.

Atención entonces con los embancamientos que estos flujos fríos del túnel generarán con el löss fluvial que viene en suspensión de la deriva litoral.

A f 6 acreditan al pampeano salinidad por debajo de 1 gr/l. Su conductividad hidráulica entre 1 y 10 m/día. Su porosidad entre 5 y 10 %

Dicen que el Pampeano fue erosionado durante la última Glaciación Máxima UGM en las áreas de riberas y luego cubierto por el Postpampeano en la posterior desglaciación.

ERROR. Fue erosionado al final de la UGM y cubierto por el löss fluvial del Ensenadense para luego en el 6000 volver a ser cubierto por el Querandinense que corresponde a la última ingresión marina.

A f 7 estiman la porosidad del Puelche en un aprox. 20%.

En el ámbito d ela CABA señalan la contaminación por nitratos (+83 mlgr/l) y salinidad reduciendo en un 60% la cantidad de agua potable del Puelche.

A f 8 reconocen la falta de información del Pampeano en el ámbito de la CABA. Es muy sencillo alcanzarla. Pero mejor es callarla así parecen no importar los aspectos críticos hidrogeológicos por interceptar con frecuencia el horizonte arcilloso impermeable en el techo del Puelche. Ver f 33

Los flujos subterráneos muestran al Puelche moviéndose hacia el NE y el E, con una componente secundaria hacia el SO en la zona del Riachuelo.

A f 9 señalan velocidades extremas que ven de 0,3 m/d a 0,1 m/d para gradientes hidráulicos de 2,4 a 0,8 x 10-3.

A f 10 no reconoce el par 3° al Querandinense encapsulado en sus confinamientos y por ello no le acreditan al hombre las mezclas entre este y el Puelche.

Hoy el 40% del área de la CABA no tiene Puelche con aptitud (42 Km2).

A par 6° en el punto 4.1 reconoce que el área de terrenos ganados con rellenos al río, recién después de 4 m empiezan a ser suelos originales.

Las descripciones litológicas disponibles no permiten diferenciar la existencia de sedimentos Postpampeanos;  -posiblemente fueron lavados por los flujos del corredor natural de flujos costaneros que aquí mismo circulaba-; y la salinidad hoy proviene de los flujos de muchas obranzas vecinas que han perforado el techo del Querandinense a los + 5 m IGM.

A f 11 apuntan a la arcilla verdosa como basal del Ensenadense y nivel acuitardo  que separa del Puelche. Este último arranca de los 26m y llega a los 48 m en el área del pozo. Las perforaciones efectuadas en el área fueron reconociendo el techo del Paranaense de los 48 a los 56 m con base en el zoologíco a los 83,4 m.

A f 12 reconocen que la zona en estudio representa una zona de descarga del semiconfinado Puelche; OBVIO; por filtración vertical ascendente a través del acuitardo. Pero no reconocen cuánto de participación del hombre hay en estas intromisiones.

A par 5° reconocen como base del sistema a los sedimentos de comportamiento acluicludo y continuidad regional (arcillas azules) del miembro superior del Paranaense.

A punto 4.3 se niegan a reconocer valor al pozo de las canchas de tenis con agua bendita y que acaba con todas las explicaciones que ellos dan para sus dos perforaciones en las inmediaciones de la anterior.

Ver párrafo final y mal 15.html sobre las criminales implicancias hidrogeológicas de implantar una obra de semejante envergadura dentro del Puelche y la ¿posible? interacción del agua contenida en el túnel. ¿Cómo es posible que sean tan caraduras? ¿No advierten que están pretendiendo soslayar una criminalidad?

 A f 13 reconocen que el nuevo pozo baja a los 54 m y se clava 6 m en las arcillas azules. Nada dicen sobre la invasión de aguas salobres al Puelche por perforar el techo del Paranaense.

A f 14 a par 2° reconocen la posibilidad de intercambios acuosos incompatibles por roturas o fisuras. Las promesas que dicen alcanzar las garantías de estanqueidad y conservación ni siquiera han sido cumplidas por AySA en el más pequeño acueducto de agua potable de Bernal a Villa Adelina; ni aún siendo una obra con las mayores exigencias sanitarias y ambientales. Y en adición ¿qué son 100 años en relación a un santuario hidrogeológico millonario en años?

A par 4° sugiere CADIA hacer pozos de monitoreo para verificar pérdidas de los túneles hacia el acuífero. Y hacerlos antes de las mismas obranzas del túnel para verificar la calidad de aguas y suelos.

A f 21 no apuntan al Querandinense (acuicludo) tal vez porque en la zona del pozo haya sido lavado por los flujos del río. Pero en el resto de la terraza aluvial ¡a qué dudar lo encontrarán en la cota de los +5 m IGM de la antigua terraza aluvial cada vez que realicen descargas verticales!

Informe geotécnico de Varde

A f 2 reconoce altos riesgos de sifonaje y antecedentes acercan del pozo N° 5 del río subterráneo Saavedra-Morón; obra mucho menos compleja que esta.


Informe Universidad Nacional de la Plata sobre la modelización del pozo, desde los túneles de salida a la obra de desembocadura.

A f 3 modelo hidráulico en escala de Froude 1:23,23. Con un tubo de PVC de 3,5 m de longitud y 31,5 cm de diámetro exterior que representan 80 mts en el prototipo.

Describen a f 3 y 4 los demás detalles del equipo de simulación., para medir caudales se usaron piezómetros asociados a la tobera de 4’’ del tanque de alimentación y dada la escala del modelo, los caudales representados de 103,9 m3/s y 115 m3/s se traducen con niveles piezométricos de 1360 y 1670 mm, coirrespondientes a caudales en modelo de 39,9 l/s y 44,2 l/s respect.

Un primer limnímetro operando en la cámara de descarga, un segundo aguas abajo del túnel y el tercero en el pozo vertical de descarga. Los trabajos refirieron a cotas de + 1,25 m y + 0,24 m del nivel del río, computando energía piezométricas y cinéticas en el túnel.

A f 9 señalan que la optimización de la energía que se disipa entre la salida del tínel y la descarga cabe analizarla a una altura mayor del Río de la Plata. Los puntos a considerar están referidos a las distribución de velocidades en la salida del pozo y en la posición de los vanos en las compuertas.

En ningún momento consideran las brutas diferencias de temperaturas entre los líquidos estacionados a 30 metros de profundidad en los conductos y las aguas entrantes. Por ello ningunean o ignoran el enfrentamiento con capas límite térmicas y adicionalmente hidroquímicas; flujos hipopicnales y en adición, flujos con hipersincronicidad mareal directamente enfrentados a su dirección de salida.

Modelizaciones y modelaciones matemáticas resueltas con simplificaciones que espantan.

La falta de cosmovisión para atender las complicaciones de todo tipo de salidas, ya sean de tributarios naturales bastardeados o de vertederos urbanos, han sido por siglos soslayadas, ninguneadas o sencillamente ignoradas por estos que he dado en llamar: "verdugos escurridores".

Francisco Javier de Amorrortu, 21 de Abril del 2009

Acompañando estas opiniones nunca asumidas

"Buenos Aires cobra impuestos caros, no hace obras e insiste en licitar reservorios, que en vez de resolver el problema lo empeorarán. Yo haría refacciones y mantenimiento de la estructura actual y construiría un lago regulador en la costa." Mauricio Macri

"El modelo ideal es el del lago regulador de Pacífico, donde hoy están las ex Bodegas Giol. Es un tercio más barato que los reservorios, y a cielo abierto. Aquí no habría problemas de presupuesto. Y además tiene el consenso de los vecinos." Rafael Bielsa


La Nación, Febrero 13, 2003

El lago regulador no alcanza sino para empezar a tallar un plan de ordenamiento territorial para los paleocauces desde el comienzo al final

Francisco Javier de Amorrortu, 25/4/09

 

Index . . Historia 1 . 2 . . prelimin 3 . . infocadia . 4 . . resumen 5 . 6 . . especif 7 . . hidrourbana 8 . . Froude 9 . . modematema 10 . 11 . . acreencias 12 . . AVLP 13 . . La Nación 14 . . cautelar 15 . .